Los colores se conectan con las emociones en el cerebro y también pueden influir en el estado de ánimo, concentración e incluso en la digestión.  Un estado de ánimo gris, podría estar conectado a una paleta de colores. En la decoración de interiores, es fundamental encontrar un esquema de colores que sea adecuado. Se necesita entender cómo funcionan los colores, en armonía o en contraste con otros. El color no está en los objetos; el color está en la luz y aunque la luz es siempre blanca, se esparce por medio de ondas que forman siete colores: rojo, naranja, amarillo, verde, azul, azul oscuro y violeta. Cada color es producido por una longitud de onda. Cuando la luz blanca natural incide sobre un objeto, éste refleja unas ondas y absorbe las demás. Así se forman los colores, permitiendo ver los objetos como si tuvieran color, pero se trata de un efecto físico de ondas lumínicas. Por ejemplo, los cuerpos rojos reflejan el rojo y absorben el resto de los colores. Y así con cada uno de los colores. Los cuerpos que no reflejan ningún color y absorben todos se ven de color negro. Los que reflejan todos los colores se ven de color blanco. La longitud de onda más larga es la del rojo, y a partir de allí las longitudes decrecen, hasta llegar al violeta.

Formación de los Colores:

Los colores se forman a partir de 3 colores primarios: rojo, azul y amarillo. Por la mezcla de estos colores se obtienen los colores secundarios: naranja, violeta y verde. Los colores terciarios se obtienen mezclando un primario y un secundario en partes iguales. Todos los demás colores se consideran variaciones de estos doce colores básicos, ya sea por combinaciones entre ellos mismos o mezclados con negro o blanco.

Colores Primarios

Los colores primarios son aquellos colores puros que no se pueden obtener por mezcla de ningún otro y a partir de los cuales obtenemos, junto con el blanco y el negro, cualquier otro color. Los colores primarios son: rojo, azul y amarillo.

Colores Secundarios

Los colores secundarios son los que se obtienen por la mezcla de los primarios entre sí. El rojo y el azul forman el violeta; el rojo y el amarillo, el naranja; el azul y el amarillo, el verde.

Colores Terciarios

Los colores terciarios son los que se obtienen mezclando en partes iguales colores primarios y secundarios.

Colores Neutros

Los colores neutros son aquellos que abarcan del blanco al negro, pasando por el gris. Incluye todos los colores con predominio del gris, los blancos crudos y los tonos de color marrón, desde los cremosos hasta los tostados.

Los Colores Cálidos y los Colores Fríos:

Los colores producen reacciones y estados de ánimo en las personas y también afectan las proporciones aparentes del espacio (alto, ancho, profundidad). Para comprender los colores, necesitamos definir las características de los colores cálidos y fríos. Los colores, que contienen rojo y amarillo, son los cálidos, y el azul y los colores que contienen esa mezcla, son los fríos. Los colores cálidos (amarillos y rojos) tienen un efecto estimulante y dan la impresión que se adelantan, provocando sensación de cercanía. Son colores vitales, alegres y activos. Los colores fríos (azules, verdes y violetas) producen relajación y un efecto de alejamiento, generando sensación de distanciamiento. Producen una impresión de reposo y calma, y utilizados solos pueden dar efecto de poca intimidad y de tristeza.

La Psicología del Color en Diseño de Interiores:

Los Colores Cálidos

Amarillo El amarillo evoca fuerza y voluntad. Es excitante y tiene su lugar más adecuado en las habitaciones con poca luz natural.  Representa el sol, nos hace pensar en la vitalidad, el intelecto y la longevidad. El amarillo es estimulante, mejora la concentración y la velocidad del metabolismo. Se utiliza en las escuelas pues mantiene el cerebro “encendido”. En los hogares es ideal para los estudios y las cocinas, pero no muy recomendable para los dormitorios. Se dice que los bebés lloran más en las habitaciones amarillas. Naranja Es también un color asociado con la vitalidad, debe usarse con moderación y respeto, evitando los grandes espacios. Aporta optimismo, es una bienvenida para entradas y pasillos. Estimula la conversación y el intercambio de ideas. Puede hacer que una habitación parezca más pequeña, si se usa en exceso, puede que se transforme en un espacio claustrofóbico y estresante. No es un color adecuado para dormitorios ni estudios, ya que podríamos encontrarnos con dificultades para dormir o concentrarnos. Sin embargo, ayuda a la digestión y aumenta el apetito. Es ideal para cocinas, áreas de juego, salas de estar y comedores. Rojo El rojo puro es el color más vital, asociado a la acción intensa y excitante. Usado puro puede resultar un tanto violento, por eso debe ser usado con moderación, en detalles o pequeñas áreas.  No usaremos nunca el rojo como el color principal, hay que utilizarlo con moderación o como único detalle.  Es un estimulante del apetito, por lo que es interesante salpicar con detalles de rojo al comedor.

Los Colores Fríos

Azul Es el color más frío de todos. Expresa calma, quietud y reposo. Por su calidad de sedante es útil para zonas de trabajo y habitaciones. Es asociado con la tranquilidad, la serenidad y la introspección; encarna el espíritu y la energía del agua.  Puede parecer un tono frío y poco acogedor. El color azul suprime el apetito y estimula el pensamiento, por lo que no es bueno para dormitorios y comedores, en sus tonalidades más fuertes. Sin embargo, es un color excelente para los estudios y las salas de juegos o ejercicios. Violeta El violeta, un color artístico, ligado a la meditación, espiritual y ritual. Es considerado real y digno o de la monarquía. En tonalidades oscuras va asociado a la pasión y al fuego. En el lado más suave,  tienen un efecto sedante, hay que utilizarlos con cuidado si no queremos que el espacio tenga un aspecto somnoliento. Sin embargo son ideales para los dormitorios.  Los tonos más oscuros, crean efectos dramáticos, pero han de ser utilizadas con moderación o pueden llegar a causar un efecto depresivo, produce tristeza, un color indiferente y distante. Por ser el color de una onda de longitud más corta, expresa silencio. Verde Por ser un color mezcla entre azul y amarillo, dos colores de características opuestas, podríamos decir que es un color equilibrado, que expresa quietud, vegetación, frescura. Significa crecimiento, naturaleza, estimula los sentimientos de armonía y paz.  Es un color que se usa en los hospitales, ya que está asociado a la salud. Dependiendo de la intensidad y de la luz del ambiente, podemos crear efectos muy diferentes.  Los verdes brillantes, crean un ambiente refrescante, mientras que los verdes más suaves, calma. Un verde menta es un tono acogedor y relajante. Turquesas pálidos y verdes mar en habitaciones de los niños, son suaves y no producen una sensación de letargo.

Otros

El color rosa es tradicionalmente visto como un color femenino, es uno de los colores más acogedores y reconfortantes. Los rosas intensos pueden convertir los ambientes en cálidos, dando a los dormitorios un lugar para conciliar el sueño. El color crema es muy popular, es suave y neutral, pero es una tonalidad más cálida que el blanco puro.  Crea una sensación de limpieza y amplitud, a la vez de acogedor.

Cómo combinar los colores en la decoración:

En todo proyecto de decoración, hay que elegir una paleta de colores, que puede responder a necesidades de armonía o contraste. Las razones para elegir una paleta de colores pueden ser varias. Desde utilizar el color para acentuar el estilo decorativo, hasta hacerlo para alterar visualmente un espacio.

Armonía

Existe armonía cuando la integración de todos los colores producen una unidad grata a la vista, equilibrada y serena.

Contraste

Existe contraste cuando la unión de varios colores produce una especie de choque que crea una unidad cromática vital y dinámica.

Combinación monocromática

Consiste en utilizar un color único como base y sus matices en diferentes tonalidades e intensidades.

Combinación por analogía

Es una combinación de contrastes suaves. Consiste en reunir colores que incluyan un mismo color como base.  Por ejemplo: un color primario y los terciarios adyacentes en el círculo cromático.

Combinación de complementarios

Es la combinación con el contraste más fuerte. Las combinaciones de colores complementarios producen el mayor grado de contraste sin caer en desarmonía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *