El dormitorio es un lugar íntimo, para descansar y dormir, es clave para el hogar y aunque no lo vamos a cambiar cada temporada, con algunos pequeños cambios, podemos darle un aire actual.  Pero estos cambios siempre deben estar de acorde a la funcionalidad, ya que la habitación debe ser un lugar de relajación, confortable y cómodo ante todo.

En el caso de niños y jóvenes, suele ser su refugio, el lugar en el que pasan más tiempo jugando o haciendo las tareas.  Hay que tener en cuenta las edades y necesidades para que funcione bien un dormitorio.

Dormitorios infantiles

Un niño puede estar bien en una habitación pequeña que tenga espacio para jugar, pero a partir de la secundaria necesitara de un escritorio donde pueda sentarse, tener privacidad y estudiar.

La decoración de dormitorios infantiles, debe ir evolucionando y cambiando a medida que el niño crece.  Todo pasa tan rápido que ya tendremos que cambiar la cuna, por la cama pequeña y la cama pequeña, por una de adulto.

Hoy en día, ya no suelen diferenciar tanto la decoración del dormitorio entre niños y niñas, fomentando la igualdad entre géneros y no hay que abusar de los convencionalismos en dormitorios infantiles, ya que son etapas que pasan muy rápido.

Decoración de habitaciones juveniles

Los jóvenes quieren una habitación que sea su propio espacio para tener su propia intimidad.  Un joven necesita una cama, un escritorio para poder usar la laptop, un armario para guardar su ropa y estantes para libros u otros objetos.

Decoración de dormitorios de matrimonio

Para un matrimonio, la habitación es un oasis, un lugar de refugio cuando los problemas o el estrés del día se juntan.  Debe ser amplia, cómoda y ofrecer confort. Normalmente no tienen escritorio, ya que los adultos suelen tener otro lugar de trabajo.  La decoración de dormitorios de matrimonio es muy subjetiva, ya que depende de los gustos de cada uno.

Eligiendo la decoración del dormitorio (El estilo, el espacio, los colores y los textiles)

Lo primero que debemos valorar es el estilo y el espacio del dormitorio si no queremos ocuparlo todo con un diseño y luego no poder disfrutar de él.

No es lo mismo pensar en un dormitorio para un departamento en la ciudad que una habitación para una casa de campo, por eso, siempre tenemos que ser coherentes con el espacio del cual disponemos.

Cuando hablamos de los colores, hablamos tanto de los colores del mueble, como los colores de la habitación.  Si somos muy sensibles a los colores llamativos, hay que evitar tenerlos en la habitación, pues estos pueden no dejarnos descansar. Por otro lado, si nos gusta tener colores en la habitación, con muebles en blanco o negro, se puede equilibrar.

Debemos tener en cuenta los textiles de la habitación, ya que no queda bien complementar unos muebles clásicos con colchas modernas, o al revés.

El estilo nórdico

La decoración del dormitorio actual no busca lo recargado sino la sencillez. Predominan los espacios ordenados, sin demasiados muebles. En cuanto a dormitorios, el nórdico se mantiene.  Sus tonos claros, las maderas y los blancos, hace que este tipo de decoración sea ideal para cualquier ambiente de la casa, pero sobre todo para el dormitorio.  La madera en los muebles nos da sensación de calidez y relajación, y combinado con colores blancos o neutros, nos transmiten paz y tranquilidad.

El minimalismo y el Zen

Se ha impuesto en la decoración y nos encontramos con tendencias que combinan influencias holandesas, donde estarían la frase ‘menos es más’ y así también japonesas, que se caracterizan por tener camas bajas que se combinan con un mobiliario sencillo y lo más natural posible.

Colores (Azules, grises, amarillos y tonos claros)

Otra de las tendencias para dormitorios actuales es cubrir las camas de azul, teniendo una amplia gama de tonalidades, ya sea para la ropa de cama, almohadones, alfombras, paredes o muebles.  Podemos encontrar desde tonos más turquesa a tonos más grisáceos o incluso azul marino. Unos tonos fríos para la cama que unidos a tonos de tierra y blancos pueden ser muy acogedores. Sobre todo si alrededor tenemos complementos en maderas o fibras naturales utilizando  mantas de lana, para dar mayor calidez.

Otro color de plena actualidad es el gris que se ve en todo el hogar, desde las paredes a los suelos, en tapicerías, en sabanas y junto a tonos amarillos o mostazas aportan luminosidad.

Se mantiene el protagonismo nórdico de los colores claros y el color blanco.  Pero además del blanco, este año hay otros colores que tendrán mucho protagonismo, que son el Buttercup, el Ice coffee, el Limpet shell, el Peach eco o el Lilac Gray.  Todas las gamas de colores son posibles en los dormitorios actuales, lo más importante es saber combinarlos.

Los colores oscuros

Los colores oscuros, siempre que estén combinados con colores claros ofreciendo esa dualidad de luz y sombra, generando un contraste de tonos negros y blancos.  En los oscuros también está la gama de los marrones que varían desde tonos madera, a tonos chocolate, pino, etc…

Los colores neutros

Los colores neutros aportan luz al dormitorio y agrandan los espacios. Se combinan con otros de la misma gama más intensos como el color chocolate, el negro o el gris.  El blanco perla, color marfil, beige pardo, beige agrisado, marrón, color arena y el gris perla son algunos de los colores neutros.

Los contrastes de colores

Si se opta por los colores y los dormitorios alegres, se utilizan colores morados, magenta o malvas, los azules turquesas, los colores metálicos, los rojos, combinados con blancos y colores neutros.  Lo que se busca con los contrastes son destaques de ciertas zonas en la habitación, logrando amplitud y colorido.

Decoración natural

Los dormitorios con paredes o mobiliario de madera natural, dan la sensación de retorno a la naturaleza, luciendo así más confortables y si se combinan con colores blancos y neutros mejor, ya que estos no cansan y son elegantes.

Lo natural toma poder a la hora de decorar, con las maderas sin tratar o las recicladas, así como las telas y gasas naturales.  Se respeta el concepto ‘eco-friendly’, no sólo como decoración, sino como filosofía de vida.

Toques Vintage

No sabemos si durará tanto como el estilo nórdico, pero sigue siendo una tendencia.  Lo vintage tiene dos vertientes diferentes, por lo menos para los dormitorios: vintage-industrial y el vintage-nórdico.

El vintage industrial es un estilo metálico de paredes con ladrillo visto, pero con un toque cálido que siempre ofrece lo vintage, como una colcha y almohadas con un toque sutil, ante lo frío del estilo industrial.

El vintage nórdico respeta lo nórdico con sus colores neutros y madera, pero combinado con baúles viejos, empapelados o pufs de piel.  Utilizan detalles metálicos dorados o en cobre, siempre que se quiera conseguir calidez.

Las Camas con dosel

Una de las tendencias, son las camas con dosel, las propuestas ahora son más sencillas que las anteriores, pero siguen teniendo un aire romántico.  No son una opción para la mayoría de hogares, ya que el dormitorio debe tener espacio suficiente y techos altos o sino hará que parezca menor la habitación.

Camas tipo loft

Ideales para ganar espacios en habitaciones pequeñas o estudios. Las camas loft son tendencia para aprovechar mejor el espacio en vertical, colocando un sofá o un escritorio debajo.

Cabeceros bajos o inexistentes

En contraste a los cabeceros altos, ganan las camas con cabeceros bajos ya que pierden importancia frente a otros elementos del dormitorio.  Los colores siguen siendo los colores de madera claros y las vetas cobran protagonismo.  Los tonos más oscuros van abriendo paso a tonos más naturales, aunque muchos fabricantes introducen  colores oscuros pero siempre con líneas de diseño simple.  En algunos casos los cabeceros son inexistentes y permite dar protagonismo a la pared de la cama.

Estructuras y lámparas metálicas

Las estructuras metálicas están presentes especialmente en algunas mesitas auxiliares del dormitorio.  Se ven en decoraciones de pared y en marcos de espejos o cuadros para resaltar detalles dorados.  Las lámparas de cobre y oro sobre la mesita de luz, ya sea sólo una o dos, siguen imprescindibles en ambientes nórdicos.

Mesitas de noche originales

La pasión por las mesitas inspiradas en el reciclaje y la recuperación de objetos antiguos o de segunda mano. Todo sirve como mesita auxiliar para dar un toque informal al dormitorio saliendo de las clásicas mesitas.

Algunas opciones son los taburetes recuperados, libros encimados o revistas. Nada de las típicas mesitas de cajones a juego, ahora toca introducir elementos sencillos a modo de apoyo para libros, lámparas de lectura o detalles decorativos.

El terciopelo y las alfombras

Al terciopelo lo vamos a ver mucho en los próximos meses y puede ser usado en los almohadones decorativos de la cama.

Las alfombras llevan un aspecto desgastado, una encima de la otra con predominio de tonos grises, verdes y neutros.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *